Conozca al Grupo Sancor Seguros . Trabaje con nosotros . RSE

02 · feb · 2016

Edema durante el embarazo

Una de las molestias más frecuentes en un embarazo avanzado son los edemas o hinchazón de tobillos y piernas. Enterate en el siguiente árticulo qué hacer para combatirlo.

Edema durante el embarazo

El edema ocurre cuando se acumula demasiado líquido en los tejidos. Es normal tener cierto grado de retención de líquidos durante el embarazo. Los cambios en las propiedades de la sangre también hacen que se acumule algo de líquido en los tejidos.

Asimismo, tu útero cada vez más grande ejerce presión en las venas pélvicas y en la vena cava (la vena más grande que está en el costado derecho del cuerpo, y que transporta la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón). La presión del útero hace que la sangre que vuelve de tus piernas hacia el corazón circule más despacio, y esto hace que el fluido de las venas se retenga en los tejidos de los pies y tobillos.

Por esa razón, la aparición de edemas suele darse con más frecuencia durante el tercer trimestre. Esta condición puede ser particularmente severa en mujeres con embarazo múltiple o exceso de flujo amniótico. El edema, además, suele empeorar al final del día y durante el verano.

Una vez que nazca tu bebé, este edema desaparecerá a medida que tu cuerpo elimine el exceso de líquido. Seguramente los primeros días después del parto sentirás la necesidad de orinar con más frecuencia.

¿Cuándo debería preocuparme el edema?

Es normal que tengas algo de edema en los tobillos y los pies durante el embarazo. También es posible que presentes en las manos.

Consultá con tu médico si notas hinchada la cara o alrededor de los ojos, mucha retención de líquido en las manos, pies o tobillos. Esto podría ser un signo de preeclampsia, que es una enfermedad más grave. También consultá si notas que una pierna está mucho más hinchada que la otra, especialmente si tienes algún dolor o molestia en la pantorrilla o el muslo.

¿Qué puedo hacer para disminuir el edema?

Recostarte de costado te ayudará a aliviar el aumento de presión en las venas. Dado que la vena cava está en el lado derecho del cuerpo, es mejor que te acuestes sobre el lado izquierdo.

Otros consejos:

•Recostate con los pies en alto siempre que puedas, más o menos en 45 grados. En el trabajo, resulta útil tener una banqueta debajo del escritorio.

•No cruces las piernas o tobillos mientras estás sentada. Estira las piernas con frecuencia cuando estés sentada: estíralas hacia adelante y flexiona suavemente los pies hacia arriba para estirar los músculos de la pantorrilla.

•Gira los tobillos y mueve los dedos de los pies.

•Toma descansos frecuentes de la posición de sentada o parada. Una caminata corta en períodos regulares te ayudará a mejorar la circulación.

•Usa calzado cómodo.

•No uses medias que aprieten los tobillos o las pantorrillas.

•Toma mucha agua.

•Realiza actividad física con regularidad, especialmente caminatas, natación o pedaleo sobre una bicicleta de ejercicio.

•Aliméntate bien y evita la comida chatarra.

« VOLVER AL LISTADO

Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de control | 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gov.ar | N° de Inscripción RNEMP: 1679

Suscripción al Newsletter

Completá el formulario con tus datos para recibir información de Prevención Salud.

code