Conozca al Grupo Sancor Seguros . Trabaje con nosotros . RSE

04 · feb · 2015

4 de febrero: Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células, que puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. En la presente nota, te contamos lo que necesitás saber para prevenir esta enfermedad.

4 de febrero: Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer

¿Qué podemos hacer para prevenir su aparición?

Todos contamos con factores de riesgo que no podemos modificar, como son: el sexo, la edad, la raza, la carga genética, los antecedentes familiares, la exposición a ciertos factores ambientales.

Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir si modificamos algunos hábitos, es decir, actuando sobre los factores de riesgo modificables. Por ejemplo: evitando la exposición a factores de riesgo comunes, como el humo de tabaco. Además, un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana. Para esto es importante realizar los chequeos, como: Pap, mamografía, colonoscopía, con la periodicidad indicada por el médico de confianza.

Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos:

-Sobrepeso y obesidad.

-Ingesta reducida de frutas y verduras.

-Falta de actividad física.

-Consumo de tabaco.

-Consumo de alcohol.

Al menos un tercio de todos los casos de cáncer pueden prevenirse. La prevención constituye la estrategia más eficaz para el control del cáncer.

 Tabaco

El humo del tabaco provoca muchos tipos distintos de cáncer, como de pulmón, esófago, laringe (cuerdas vocales), boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago y cuello del útero. Se ha demostrado que el humo ajeno, también llamado «humo ambiental», causa cáncer de pulmón en no fumadores. El tabaco sin humo (en forma de productos de tabaco orales, tabaco de mascar o en polvo) puede provocar cáncer de boca, esófago y páncreas.

Falta de actividad física, factores alimentarios, obesidad y sobrepeso

Otro modo importante de afrontar la lucha contra el cáncer consiste en modificar la alimentación. Existe un nexo entre el sobrepeso y la obesidad y muchos tipos de cáncer, como el de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón.

El consumo excesivo de carnes rojas y en conserva puede estar asociado a un mayor riesgo de contraer cáncer colorrectal.

-Las dietas ricas en frutas y hortalizas pueden tener un efecto de protección contra muchos tipos de cáncer. Además, los hábitos alimenticios saludables que previenen el desarrollo de tipos de cáncer asociados al régimen alimentario, contribuyen también a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

-Una actividad física regular y el mantenimiento de un peso corporal saludable, junto a una dieta sana, reducirán considerablemente el riesgo de contraer cáncer.

Consumo de alcohol

El consumo de alcohol es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer, como los de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto, y mama. El riesgo de cáncer aumenta con la cantidad de alcohol consumida. El riesgo que supone beber en exceso para varios tipos de cáncer (como los de la cavidad bucal, faringe, laringe y esófago) aumenta notablemente si el bebedor también es fumador.

Contaminación ambiental

La exposición a agentes carcinógenos, como químicos, radiaciones, productos utilizados para fumigaciones, también puede producirse a través de los alimentos.

Exposición excesiva al sol

Las radiaciones ultravioleta, y en particular las solares, son carcinógenas para el ser humano y provocan todos los principales tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma. Actualmente, los aparatos de bronceado (camas y cabinas solares) que emiten rayos ultravioleta están clasificados como carcinógenos para el ser humano por su asociación con los cánceres oculares y de piel.

-Evitar la exposición excesiva y utilizar filtro solar y ropa de protección son medidas preventivas eficaces. Utilizar en mayor medida crema o geles autobronceantes puede ser una medida eficaz para mantener la salud de la piel.

« VOLVER AL LISTADO

Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de control | 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gov.ar | N° de Inscripción RNEMP: 1679

Suscripción al Newsletter

Completá el formulario con tus datos para recibir información de Prevención Salud.

code