Conozca al Grupo Sancor Seguros . Trabaje con nosotros . RSE

29 · ago · 2017

¿Cómo incorporar hábitos saludables a tu vida sin cansarte?

Si creés necesario hacer un cambio para mejorar tu salud, el primer paso es definir objetivos claros y posibles.

Si creés necesario hacer un cambio para mejorar tu salud, el primer paso es definir objetivos claros y posibles.

Como punto de partida debés identificar los nutrientes incluidos en tu dieta habitual, ya que muchos de los incorporados diariamente son esenciales para el funcionamiento normal del cuerpo, porque permiten mejorar la actividad de los sistemas, proteger enfermedades, mejorar el humor y ayudar a tolerar el estrés diario.

Por otro lado, mantener un peso saludable requiere de un equilibrio directo entre lo que se consume y la energía que se utiliza diariamente. Si este equilibrio no se genera, la energía se deposita en forma de grasa o tejido adiposo, lo cual se traduce en sobrepeso u obesidad, y puede desembocar en múltiples patologías. Pero si se consume lo adecuado y se utiliza lo adquirido por medio de ejercicio físico acorde y sobre todo, a tu gusto, evitarás el sobrepeso, mejorarás el funcionamiento de todos los sistemas y los fortalecerás, lo cuál proporcionará un buen estado para sobrellevar las exigencias diarias.

Elegir una actividad física a gusto, con una exigencia acorde a tu capacidad es clave para que se realice de manera sostenida, garantizando cambios a medida que transcurre el tiempo. Empezar lento pero a paso firme, con perseverancia, permitirá ganar autoestima e incorporar nuevos desafíos en el futuro.

¿Cuáles son los alimentos a incorporar para una dieta equilibrada?

-          Lácteos.

-          Frutas y verduras.

-          Legumbres.

-          Carnes magras (vacuna, pesado, ave).

-          Aceites.

-          Frutos secos.

-          Cereales integrales.

La recomendación es llenar el plato de colores y así variar la ingesta con un amplio surtido de alimentos.

¿Qué cantidad de comidas diarias se recomienda?

El ritmo de vida actual, las exigencias diarias y las distancias han puesto de moda el snaking (comer caminando en la calle, parado o “picoter” en la oficina). Generalmente se come en un lapso menor a 5 minutos y muchas veces, salteando comidas.

No existe una respuesta única sobre la cantidad de comidas que se deben hacer durante el día, ya que depende de cada metabolismo. Pero sí se considera necesario realizar 4 comidas diarias como mínimo para mantener una dieta equilibrada ya que está comprobado que aquellas personas que comen menos de 3 veces al día elegirán alimentos ultraprocesados con gran contenido de grasas y calorías para compensar rápidamente lo que le faltó durante horas.

Por otro lado, la comida principal debe ser el desayuno y no la cena, ya que es la última comida del día. Si comemos de más en la cena, provocamos una baja en el metabolismo y la reserva se convierte en el principal objetivo del cuerpo, porque luego de comer reposamos por varias horas.

Te recomendamos este desayuno:

1.       Una taza de café/malta/matecocido con leche + 1 rodaja de pan integral con queso.

2.       Una taza de cereales sin azúcar con frutos secos, con leche o yogur.

3.       Un licuado de frutas con yogur o leche y agua.

Pequeños cambios hacen la diferencia. ¡Animate y llevalos a la práctica!

¿Cómo incorporar hábitos saludables a tu vida sin cansarte?

Como punto de partida debés identificar los nutrientes incluidos en tu dieta habitual, ya que muchos de los incorporados diariamente son esenciales para el funcionamiento normal del cuerpo, porque permiten mejorar la actividad de los sistemas, proteger enfermedades, mejorar el humor y ayudar a tolerar el estrés diario.

Por otro lado, mantener un peso saludable requiere de un equilibrio directo entre lo que se consume y la energía que se utiliza diariamente. Si este equilibrio no se genera, la energía se deposita en forma de grasa o tejido adiposo, lo cual se traduce en sobrepeso u obesidad, y puede desembocar en múltiples patologías. Pero si se consume lo adecuado y se utiliza lo adquirido por medio de ejercicio físico acorde y sobre todo, a tu gusto, evitarás el sobrepeso, mejorarás el funcionamiento de todos los sistemas y los fortalecerás, lo cuál proporcionará un buen estado para sobrellevar las exigencias diarias.

Elegir una actividad física a gusto, con una exigencia acorde a tu capacidad es clave para que se realice de manera sostenida, garantizando cambios a medida que transcurre el tiempo. Empezar lento pero a paso firme, con perseverancia, permitirá ganar autoestima e incorporar nuevos desafíos en el futuro.

¿Cuáles son los alimentos a incorporar para una dieta equilibrada?

- Lácteos.

- Frutas y verduras.

- Legumbres.

- Carnes magras (vacuna, pesado, ave).

- Aceites.

- Frutos secos.

- Cereales integrales.

La recomendación es llenar el plato de colores y así variar la ingesta con un amplio surtido de alimentos.

¿Qué cantidad de comidas diarias se recomienda?

El ritmo de vida actual, las exigencias diarias y las distancias han puesto de moda el snaking (comer caminando en la calle, parado o “picoter” en la oficina). Generalmente se come en un lapso menor a 5 minutos y muchas veces, salteando comidas.

No existe una respuesta única sobre la cantidad de comidas que se deben hacer durante el día, ya que depende de cada metabolismo. Pero sí se considera necesario realizar 4 comidas diarias como mínimo para mantener una dieta equilibrada ya que está comprobado que aquellas personas que comen menos de 3 veces al día elegirán alimentos ultraprocesados con gran contenido de grasas y calorías para compensar rápidamente lo que le faltó durante horas.

Por otro lado, la comida principal debe ser el desayuno y no la cena, ya que es la última comida del día. Si comemos de más en la cena, provocamos una baja en el metabolismo y la reserva se convierte en el principal objetivo del cuerpo, porque luego de comer reposamos por varias horas.

Te recomendamos este desayuno:

* Una taza de café/malta/matecocido con leche + 1 rodaja de pan integral con queso.

* Una taza de cereales sin azúcar con frutos secos, con leche o yogur.

* Un licuado de frutas con yogur o leche y agua.

Pequeños cambios hacen la diferencia. ¡Animate y llevalos a la práctica!

« VOLVER AL LISTADO

Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de control | 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gov.ar | N° de Inscripción RNEMP: 1679

Suscripción al Newsletter

Completá el formulario con tus datos para recibir información de Prevención Salud.

code