Conozca al Grupo Sancor Seguros . Trabaje con nosotros . RSE

28 · abr · 2014

Prevención de Cáncer de Cuello Uterino

El cáncer de cuello uterino se puede evitar con la realización periódica del Papanicolaou (PAP). El PAP es una prueba rápida y sencilla que permite detectar, para luego tratar, las lesiones "precancerosas" del cuello del útero.

Prevención de Cáncer de Cuello Uterino

En Argentina, es el segundo tipo de cáncer más diagnosticado en mujeres, después del de mama. Se estima que cada año se detectan alrededor de 3.000 casos nuevos y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de la enfermedad, a pesar de que esta puede prevenirse con una técnica sencilla como el Papanicolaou. La probabilidad de que una mujer desarrolle cáncer de cuello de útero a lo largo de su vida es del 0,3 %.

La causa principal es la infección con el virus del papiloma humano (VPH), generalmente transmitido por vía sexual. La mujer que tiene ciertos factores de riesgo puede tener más posibilidades que otras de padecer cáncer de cuello de útero.

Los factores de riesgo son:

1- Edad temprana de primera relación sexual.

2- Edad temprana en el primer parto.

3- Múltiples embarazos.

4- Muchas parejas sexuales.

5- Parejas de alto riesgo.

6- Fumadoras.

7- No realizarse pruebas de detección, ni tratar las lesiones precancerosas.

8- Uso a largo plazo de anticonceptivos hormonales.

9- Inmunosupresión debido al HIV, otras enfermedades o quimioterapia.

10- Antecedentes de infecciones de transmisión sexual.

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es muy común en las personas, pero solo la persistente, propia de ciertos tipos de VPH, constituye un factor de riesgo para desarrollar cáncer de cuello de útero, porque la gran mayoría de las infecciones por este virus son transitorias y se curan solas.

El cáncer de cuello uterino se puede evitar con la realización periódica del Papanicolaou (PAP). El PAP es una prueba rápida y sencilla que permite detectar, para luego tratar, las lesiones "precancerosas" del cuello del útero, es decir, aquellas con riesgo de evolucionar a cáncer con el paso de los años, si no se efectúa el adecuado control. La decisión de hacer el PAP es individual, pero es una prueba que se recomienda realizar. Es aconsejable que se hagan el PAP todas las mujeres sexualmente activas.

Si el PAP detecta una anomalía, es posible que requiera realizar pruebas adicionales o administrar algún tratamiento, por lo que es muy importante retirar el resultado del PAP y consultarlo con el médico.

El cáncer de cuello uterino tiene un largo período asintomático. Durante esta etapa es posible realizar la detección temprana y el tratamiento, con frecuencia, es curativo.

« VOLVER AL LISTADO

Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de control | 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gov.ar | N° de Inscripción RNEMP: 1679

Suscripción al Newsletter

Completá el formulario con tus datos para recibir información de Prevención Salud.

code