Conozca al Grupo Sancor Seguros . Trabaje con nosotros . RSE

16 · may · 2014

Hipertensión arterial: el enemigo silencioso

El tema clave en el manejo de la hipertensión es saber que, aunque el aumento de las cifras tensionales no cause síntomas, lentamente perjudica la salud, favoreciendo el proceso de ateroesclerosis con consecuencias negativas sobre la salud del corazón, el cerebro, el riñón y las arterias. 

Hipertensión arterial: el enemigo silencioso

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra la pared de las arterias cuando es bombeada desde el corazón, y se mide en milímetros de mercurio (mmHg). Existe una presión arterial sistólica –popularmente conocida como “la máxima”– y una presión arterial diastólica –comúnmente llamada “mínima”–.

El valor normal de presión sistólica es de hasta 120-129 mmHg, mientras que el de la presión diastólica es de hasta 80-84 mmHg. Estas cifras son las recomendadas en adultos sanos.

¿Cuándo existe hipertensión arterial?

Se considera hipertensión arterial (HTA) cuando en tres ocasiones diferentes se presentan cifras mayores a 140/90 mmHg, medidas en el consultorio.

El tema clave en el manejo de la hipertensión es saber que, aunque el aumento de las cifras tensionales no cause síntomas, lentamente perjudica la salud, favoreciendo el proceso de ateroesclerosis con consecuencias negativas sobre la salud del corazón, el cerebro, el riñón y las arterias.

Es necesario informarse y educarse acerca de cómo detectar tempranamente el aumento de las cifras de presión arterial y cómo disminuir al máximo los riesgos para la salud.

Factores que favorecen el desarrollo de hipertensión arterial:

1- Sobrepeso u obesidad.
2- Exceso de sal en la dieta.
3- Antecedentes familiares de hipertensión arterial.
4- Diabetes.
5- Tabaquismo.
6- Consumo excesivo de alcohol. Sedentarismo.


Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial a las cifras normales y mantener estas cifras estables a través del tiempo.

Para esto es necesario adoptar hábitos de vida saludables, como:
1- Realizar actividad física.
2- Bajar de peso, si corresponde.
3- Seguir una dieta con poca sal o empleando sales con bajo sodio.
4- Suspender el consumo de tabaco.
5- Moderar la ingesta de alcohol.

Además, existen numerosos medicamentos disponibles y será el médico quien seleccionará el más adecuado para cada caso.

« VOLVER AL LISTADO

Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de control | 0800 222 SALUD (72583) | www.sssalud.gov.ar | N° de Inscripción RNEMP: 1679

Suscripción al Newsletter

Completá el formulario con tus datos para recibir información de Prevención Salud.

code